Mezquita Sheikh Zayed

Mezquita Sheikh Zayed

Construida como lugar de descanso eterno para el presidente Sheikh Zayed y conocida comúnmente como la Gran Mezquita, la mezquita Sheikh Zayed es una de las mezquitas más grandes del mundo y, sin lugar a dudas, una de las más impresionantes.

Alzándose majestuosa sobre los cuidados jardines que la envuelven, la Mezquita Sheikh Zayed cuenta con 4 minaretes de más de 100 metros de altura, además de 80 cúpulas de mármol que se elevan sobre un techo que se levanta sobre 1.000 pilares.

Recorriendo la mezquita

El colosal tamaño de la mezquita incluye cantidades ingentes de cada uno de los materiales utilizados, que alcanzan su máximo exponente con las más de 90.000 toneladas de mármol blanco sobre las que se realizaron delicados diseños florales con incrustaciones de piedras semi preciosas.

El diseño de la mezquita es moderno e innovador, presentando detalles que reúnen los estilos mameluco, otomano, morisco, indo-islámico y fatimí. En la sala principal cobran especial atención las impresionantes lámparas de cristal Swarovski decoradas con oro de 24 kilates (la más grande pesa 11 toneladas y cuenta con 40 kilos de oro).

En la mezquita todo está hecho a lo grande y, como no podría ser de otro modo, la alfombra que recubre la sala principal es la más grande del mundo. Para su realización se contó con el trabajo de 1.200 artesanos que durante dos años tejieron más de dos mil billones de nudos con los mejores algodones traídos de Irán y de Nueva Zelanda.

Un lugar grandioso en el que sentirse pequeño

La Mezquita de Sheikh Zayed es una de las pocas mezquitas de la región en la que se permite acceso a los no musulmanes, un auténtico lujo que permite a los turistas deleitarse con una maravillosa obra maestra de la arquitectura y el diseño.

Se trata de una de las mezquitas más impresionantes del mundo tanto por sus dimensiones como por su belleza, por lo que sería conveniente incluirla entre las visitas imprescindibles.

A tener en cuenta

No es posible visitar la mezquita durante los horarios de rezo.

Es necesario llevar las piernas, la cabeza y los hombros cubiertos, pero si no lleváis algo para poneros encima, podéis coger alguna de las túnicas que se encuentran en la entrada con esta finalidad.

Horario

De sábado a jueves: de 9:30 a 22:00 horas.
Viernes: de 16:30 a 22:00 horas.

Durante el ramadán:
De sábado a jueves: de 9:00 a 15:00 horas.
Viernes: cerrado.

Precio

Entrada gratuita.